RedMediaria - Correduría de seguros
teléfono de contacto
983 347 219
Asistencia
24 horas
Oficina online
clientes
Facebook Twitter
Inicio Sobre Red Mediaria Bienvenida del Presidente ¿Qué es Red Mediaria? Nuestros valores Equipo Directivo Dossier de Empresa Responsabilidad Social Corporativa Área Privada Únete a nosotros Por qué unirse a Red Mediaria Ventajas de integrarte en Red Mediaria Solicita más información Dossier Informativo Productos y Servicios Seguros para Particulares Nuestros Productos Exclusivos Soluciones aseguradoras para Empresas Consultoría en Gerencia de Riesgos Programas de Afinidad Gestión de Riesgos de Administraciones Públicas Calcula tu seguro Seguros de autos Seguros de vehículos clásicos Seguros de cotos de caza Seguros de instrumentos Asistencia en viaje Klinc Blog Dónde estamos Contacto
Una red para tu confianza

Seguro de salud: Preexistencias y carencias

Seguro de salud: Preexistencias y carencias

El seguro de salud es actualmente, el producto estrella del sector asegurador. Nuestro sistema público de salud es imprescindible, pero en determinados momentos y servicios se encuentra desde hace tiempo bastante saturado y tras la crisis sanitaria de la Covid-19, estas tensiones se han agudizado.


Por ello el seguro médico privado está cobrando especial importancia, dado que presta un servicio ágil y de calidad para una parte importante de la población que está dispuesto a contratar uno, y contribuye a “desatascar” el sistema público.

Pero es importante que, a la hora de contratar un seguro de salud, tengamos muy claro en qué condiciones vamos a entrar en el mismo. Es por ello que es muy importante conocer dos cuestiones clave: Las carencias y las preexistencias.

La carencia en seguros de salud es simplemente un período de tiempo en el que, una vez contratado tu seguro, aún no podrás disfrutar de algunos servicios del mismo. Cada compañía establece sus periodos de carencia pero los más habituales suelen tener que ver con las pruebas diagnósticas complejas como resonancias magnéticas, TAC, etc., intervenciones quirúrgicas o el parto.

Igualmente, la mayor parte de las compañías ofrecen eliminar esas carencias cuando procedes de otra compañía de seguros de salud. Presentando el último recibo de tu compañía anterior y/o la póliza conseguirás eliminar estas carencias.

La preexistencia es más delicada, y por tanto quizá, mucho más importante: Cuando contratas un seguro de salud debes rellenar un cuestionario de salud en el que se informará de todas las enfermedades, intervenciones o tratamientos recibidos antes de contratar el mismo. La compañía revisará dicho cuestionario y todo aquello que sea anterior a la contratación de la póliza, lo podrá excluir de cobertura. Esto no significa que todo lo que declares en el cuestionario sea excluido, pero aquello que previsiblemente pueda ser muy costoso para la compañía, no tendrá cobertura.

¿Y si no declaro mis enfermedades preexistentes? El seguro se activará con normalidad y cobertura plena, pero en el momento que debas conseguir una autorización de la compañía para una prueba diagnóstica, una hospitalización o una intervención o tratamiento, la compañía solicitará informes médicos y tu historial para comprobar si la enfermedad es anterior a la contratación de la póliza y podrá suspenderte la cobertura e incluso anular la póliza.

Por ello, es importante, como en otros tipos de seguro, ser previsor: Una póliza contratada cuanto antes evitará problemas de falta de cobertura más adelante cuando sea necesaria.

Una vez más, como siempre, insistimos en que es muy importante que cuentes con el asesoramiento de un corredor de seguros profesional como Red Mediaria antes de contratar tu seguro de salud, y durante toda la vida de la póliza.

Atrás
Subir